Seleccionar página

¿Te gustaría dejar boquiabiertos a tus clientes y que siempre te recuerden?

emocionar-con-tu-marca

Tu negocio es tu gran sueño hecho realidad.

Todo marcha sobre ruedas, pero nadie se da cuenta, ni llamas la atención de tu audiencia. Y para que hablar de tus ventas. No logras cumplir esa meta que te propusiste al iniciar esta gran aventura.

Pero no te preocupes, que mientras haya una solución, hay esperanzas.

Lo primero que debes saber es que tu cliente es tu gran tesoro, y por lo mismo debes llegar a su corazón y no a su cerebro.

Cómo emocionar con tu marca

Recuerda que un gran porcentaje del éxito de un negocio, es la intención que le pones a tus diseños y la forma de comunicar tu marca al mundo.

No importa si no eres una multinacional, ya que la emoción es el ingrediente más importante en cualquier negocio para lograr el éxito.

Y sabemos que tú, mejor que nadie, domina su negocio. Así que vamos en la búsqueda de esos 6 ingredientes mágicos y maravillar a tus clientes.

emociona con tu marca

1. La emoción de tu marca. 

El 60% de las decisiones de compra son motivadas principalmente por las emociones, por lo tanto debes encontrar esa emoción que represente la personalidad que le quieres dar a tu marca.

Esto te ayudará a tener un patrón de conducta frente a tus clientes, para comunicarte y enamorarlos a través de las palabras y un diseño comunicacional y visceral de alto impacto para que llegues a su corazón.

2. Empatía.

Ponerte en los zapatos de tu cliente y comprenderlo, generará un vinculo emocional con tu marca.

Comunícate con tus clientes a través de sus necesidades, sentimientos y frustraciones. Ellos buscan identificarse y sentir que con tu mensaje, los alivias. Haz que necesiten volver una y otra vez a vincularse con tu marca.

3. Historias que humanicen tu marca.

Contar historias fáciles de recordar, con contenido emocional de impacto y que aporte al valor de tu marca, para que tu cliente se sienta identificado con ella y te ayude a generar cercanía y potenciar el recuerdo de tu marca a través de una comunicación sincera.

4. Diseños de impacto. 

Atraer y encantar con diseños atractivos y un gran porcentaje de innovación, en coherencia con tu mensaje comunicacional, harán irresistible a tu marca, y sobre todo: inolvidable!.

Aquí trabajas lo que expresa tu producto a nivel sensorial, como los colores, formas, olores, música, lo que se te venga  a la mente para emocionar con tu marca y lograr lo que tu quieres.

5. Experiencias extraordinarias.

Generar momentos mágicos a través de todo el camino que recorres con tu cliente. Desde el primer impacto con tu producto (sea por internet o presencial), cómo interactúa con tu producto o servicio, hasta la atención al cliente después de tu venta.

Aquí debes guiarte por la emoción que le has dado a tu marca y como transmitirla a través de la magia de las palabras y los sentidos. 

6. Pasión.

No hay nada más placentero que ver a personas motivadas y felices con su trabajo.

Proyecta esa gran energía que te mueve día a día para entregar ese servicio o producto que ayuda a tantas personas ¡y verás como atraes a tus clientes como un imán!.

Podríamos decir que la emoción es la clave para…

La emoción que elijas y que represente a tu marca, será tu copiloto.

Toda decisión que tomes,

Sean los colores de tus gráficas para las redes sociales, las imágenes, la fuente tipográfica de tu logotipo, el tipo de presentación o embalaje de tu producto, tus materiales, los olores, los sonidos o melodías,  tu slogan, los textos de tu web, tus comentarios en redes sociales, tu atención al cliente…

deben ir siempre de la mano de tu propósito inicial: causar esa emoción que elegiste y no otra.

La emoción de tu marca será tu guía y tu brújula para cuando estés desorientado, y créeme, ella siempre tiene la respuesta.

¿Ya has pensado que emoción representa a tu marca?